a) Notificación de casos: es el procedimiento medular de la vigilancia por medio del cual los servicios de salud informan rutinaria y obligatoriamente a la
54 pages

369 KB – 54 Pages

PAGE – 1 ============
Organización Panamericana de la SaludOrganización Mundial de la SaludMódulo de Principios de Epidemiología para el Control de Enfermedades (MOPECE) Módulo de Principios de Epidemiología para el Control de Enfermedades (MOPECE)Segunda Edición RevisadaVigilancia en salud pública

PAGE – 3 ============
Segunda Edición RevisadaUnidad 4: Vigilancia en salud pública Organización Panamericana de la SaludOficina Sanitaria Panamericana, Oficina Regional de laOrganización Mundial de la SaludMódulos de principios de epidemiología para el control de enfermedades (MOPECE)Organización Panamericana de la SaludOficina Sanitaria Panamericana Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud525 Twenty-third Street, N.W. Washington, D.C. 20037, E.U.A

PAGE – 4 ============
Catalogación por la Biblioteca de la OPS: Organización Panamericana de la Salud. Módulos de Principios de Epidemiología para el Control de Enfermedades, segunda edición. Washington D.C.: OPS, © 2002, 49 p. Œ(Serie PALTEX N° para Técnicos Medios y Auxiliares N° 24). ISBN 92 75 32407 7I. Título II. (serie) 1. EPIDEMIOLOGÍAŒprincipios 2. CONTROLŒenfermedades 3. SALUD PÚBLICA 4. REGION DE LAS AMERICAS Este Módulo de capacitación están especialmente destinado a los profesionales de salud de América Latina y se publica dentro del Programa Ampliado de Libros de Texto y Materiales de Instrucción (PALTEX) de la Organización Panamericana de la Salud, organismo internacional constituido por los países de las Américas, para la promoción de la salud de sus habitantes y de la Fundación Panamericana para la Salud y Educación. Se deja constancia de que este programa está siendo ejecutado con la cooperación ˜nanciera del Banco Interamericano de Desarrollo. ISBN 92 75 32407 7 © Organización Panamericana de la Salud, 2011 Segunda Edición Revisada Las publicaciones de la Organización Panamericana de la Salud están acogidas a la protección prevista por las disposiciones sobre reproducción de originales del Protocolo 2 de la Convención Universal sobre Derecho de Autor. Reservados todos los Derechos. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, por parte de la Secretaría de la Organización Panamericana de la Salud, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto del trazado de sus fronteras o límites. La mención de determinadas sociedades mercantiles o del nombre comercial de ciertos productos no implica que la Organización Panamericana de la Salud los apruebe o recomiende con preferencia a otros análogos. De las opiniones expresadas en la presente publicación responden únicamente los autores.

PAGE – 5 ============
Créditos Módulos de Principios de Epidemiología para el Control de Enfermedades , segunda edición, fue elaborado por el Programa Especial de Análisis de Salud de la O˜cina Central de la Organización Panamericana de la Salud (Washington DC, EUA) en 2001. Editores: Revisores técnicos: Carlos Castillo-Salgado Gabriela Fernández Oscar J Mujica Enrique Vázquez Enrique Loyola Patricia Gassibe Jaume Canela Soledad Velázquez Edgar Navarro Patricia Arbeláez Revisión editorial: Mayra Cartín Lucila Pacheco Eduardo Velasco Se agradece especialmente la colaboración de: Gilberto Ayala, Julio Alberto Armero, Xiomara Badilla, Itza Barahona de Mosca, Herbert Caballero, Marco Tulio Carranza, Rocío Cuevas, ˚ais Dos Santos, Carlos Flores, Modesta Haughton, José Federico Hernández, Marlo Libel, Miguel Machuca, Alfredo Moltó, José Moya, Carlos Muñoz, Maritza Ortega, Alberto Paredes, Rosalía Quinteros, Mirta Roses, Patricia Ruiz, Gloria Tewres, Guadalupe Verdejo, Reinaldo Viveros, así como a múltiples epidemiólogos de la Región de las Américas, por su participación y recomendaciones sugeridas durante el proceso de prueba de materiales. Colaboración para la presente Segunda Edición Revisada: José Moya, Oscar J Mujica, Steven K Ault, Jacobo Finkelman, Fátima Marinho, Diego Victoria. Tapa, Proyecto Grá˜co y Diagramación: Marcus Vinícius Mota de Aráujo All Type Assessoría Editorial Ltda. Brasilia, Brasil.

PAGE – 6 ============
IndiceContenido y objetivos .5Introducción ..6Conceptos y definiciones .8Objetivos y usos de la vigilancia en salud pública ..11Eventos de salud bajo vigilancia .13El contexto de actuación de la vigilancia 14Etapas básicas de los sistemas de vigilancia 151. Recolección de datos ..152. Análisis de datos ..293. Interpretación de información .404. Difusión de información 40Los sistemas de vigilancia y los programas de control ..42Evaluación de los sistemas de vigilancia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .43Referencias bibliográficas 48

PAGE – 8 ============
Segunda Edición Revisada6Organización Panamericana de la Salud / OMS IntroducciónLos sistemas de salud se han visto en la obligación y necesidad de establecer sistemas de vigilancia con el objetivo de conocer el proceso de salud enfermedad en la población. En el Cuadro 4.1 se presentan algunos hitos en la historia de la vigilancia en salud. La evolución del concepto de salud de un enfoque de enfermedad a uno más amplio de determinantes de salud y los cambios en las condiciones de salud y enfermedad a través del tiempo, han llevado a los sistemas de salud a ampliar la aplicación de la vigilancia a las enfermedades, no transmisibles, crónicas, factores de riesgo y de condiciones de salud positivas, tales como nutrición, crecimiento y desarrollo, lactancia materna, salud ocupacional y otros. La vigilancia, que durante mucho tiempo fue considerada una rama de la epidemiología, se ha desarrollado en las últimas décadas como una disciplina completa dentro de la salud pública, con su propio cuerpo de conocimientos, objetivos, metodología, fuentes de datos y evaluación de procedimientos (Declich y Carter, 1994).

PAGE – 9 ============
7Módulos de principios de epidemiología para el control de enfermedades (MOPECE)Organización Panamericana de la Salud / OMS Cuadro 4.1 Hitos históricos de la vigilancia aplicada al control de enfermedadesSigloHitos históricosXIVLa República de Venecia asignó a tres guardianes de la salud pública para detectar casos de peste y detener por cuarenta días a los barcos con personas infectadas a bordo, con el ˜n de evitar la diseminación de la epidemia: se establece el concepto de ficuarentenafl.XVIPrimeros registros de estadísticas de mortalidad, con uso exclusivamente censal.XVIIRecuento y reporte sistemático de inhumaciones y causas de muerte, con el ˜n de obtener información periódica sobre la frecuencia y distribución de la peste en Londres, la cual se publicaba en un fiBoletín de Mortalidadfl semanal que era utilizado para realizar acciones de control. Este primer sistema ilustra los principios básicos de la vigilancia reconocidos actualmente: recolección de datos, análisis e interpretación y diseminación de información para la acción. John Graunt (1662) fue el primero en estimar la población de Londres y en contar el número de muertes por causas especí˜cas.XVIIISe reconoció la vigilancia como parte integral de la provisión de salud a la población. Johann Peter Frank (1766) propuso en Alemania la creación de una fipolicía médicafl para hacer cumplir legalmente la política de salud, dentro de la cual la vigilancia era parte integral; esta propuesta tuvo gran impacto en los países vecinos.XIXSe incorporan nuevas condiciones de salud para la vigilancia; en Inglaterra se estableció la certi˜cación médica universal de defunciones y William Farr (1838) fundó las bases para un sistema moderno de vigilancia. En EUA, Lemuel Shattuck (1850) recomendó la ejecución de un censo decenal, la estandarización de la nomenclatura de enfermedades y causas de muerte y la recolección de datos de salud por edad, sexo, ocupación, localidad y nivel socioeconómico.XXAlexander Langmuir (1963) promovió el concepto moderno de vigilancia, con énfasis en el monitoreo de las condiciones de salud en la población. Karel Raska (1965) lo desarrolló en Checoslovaquia e internacionalmente. La Organización Mundial de la Salud estableció en Ginebra la primera unidad de vigilancia epidemiológica (1965). Se utilizó la vigilancia como guía para los programas de erradicación de la viruela (1980). Desde 1970 la OMS expandió la vigilancia para incluir una gama más amplia de problemas de salud pública. El Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EUA desarrolla el concepto amplio de vigilancia en salud pública (1992). Al ˜nal del siglo se reconoce a la vigilancia en salud pública como una de las funciones esenciales de la salud pública.Modi˜cado de Declich y Carter, 1994.

PAGE – 10 ============
Segunda Edición Revisada8Organización Panamericana de la Salud / OMS Conceptos y definiciones En términos prácticos, la vigilancia se entiende como la observación sistemática y con -tinuada de la frecuencia, la distribución y los determinantes de los eventos de salud y sus tendencias en la población. Todo sistema de vigilancia debe estar amparado por un marco legal propio del Estado que garantice la operación eficiente de dicho sistema. Este concepto tiene dos componentes prácticos: La medición sistemática de problemas prioritarios de salud en la población, el registro y la transmisión de datos. La comparación e interpretación de datos con el fin de detectar posibles cambios en el estado de salud de la población y su ambiente. Esta definición destaca tres características de la vigilancia: i) es un proceso continuo y sistemático , es decir, no es una actividad aislada en el tiempo, ni se puede ejecu – tar sin métodos; ii) es un proceso de escrutinio de tendencias ; y, iii) es un proceso de comparación , entre lo que se observa y lo que se espera, para detectar o anticipar cam -bios en la frecuencia, distribución o determinantes de la enfermedad en la población. Vigilancia: es el análisis, interpretación y difusión sistemática de datos colectados, generalmente usando métodos que se distinguen por ser prácticos, uniformes y rápidos, más que por su exactitud o totalidad, que sirven para observar las tendencias en tiempo, lugar y persona, con lo que pueden observarse o anticiparse cambios para realizar las acciones oportunas, incluyendo la investigación y/o la aplicación de medidas de control.La vigilancia resulta esencial para las actividades de prevención y control de enferme – dades y es una herramienta en la asignación de recursos del sistema de salud, así como en la evaluación del impacto de programas y servicios de salud. El enfoque de la vigi – lancia requiere equilibrio entre las necesidades de información y las limitaciones para la recolección de datos. El carácter pragmático y dinámico de la vigilancia depende de la cooperación continua del personal de salud en los diferentes niveles de los servicios de salud. La expectativa desmesurada sobre las actividades de vigilancia y la dificultad para demostrar su utilidad pueden hacer inoperantes los sistemas de vigilancia y conducir al uso ineficiente de los recursos. El análisis e interpretación de los datos de la vigilancia debe someterse a los límites de la oportunidad, el tiempo, la cobertura geográfica y nú – mero de individuos requeridos para que estos sean útiles (Berkelman y Buehler, 1990). En años recientes se ha ido consolidando el concepto de fivigilancia en salud públicafl y, con ello, se ha desplazado el de fivigilancia epidemiológicafl en la práctica cotidiana. Es importante reconocer que este problema de terminología tuvo su origen en la discrepan –

PAGE – 11 ============
9Módulos de principios de epidemiología para el control de enfermedades (MOPECE)Organización Panamericana de la Salud / OMS cia sobre tres aspectos fundamentales del alcance de la vigilancia como actividad de la salud pública, que revisaremos brevemente a continuación: La vigilancia, ¿debe o no incluir la investigación? El término fiepidemiológicafl acompañando al de fivigilanciafl aparece alrededor de 1965, asociado a la creación de la fiUnidad de Vigilancia Epidemiológicafl en la OMS y a la definición de fivigilanciafl, propuesta por Raska, adoptada por la 21 a Asamblea Mundial de la Salud en 1968. Esta definición incluía la práctica epidemiológica general y, más concretamente, las actividades de investigación epidemiológica como parte de la vigilan -cia en sí. Langmuir, el promotor del concepto moderno de vigilancia desde 1950 como función del entonces Centro de Enfermedades Transmisibles de Estados Unidos (hoy CDC), consideró que, aunque la vigilancia pueda orientar la investigación, ésta debe verse como una función separada de aquella. Dicho de otro modo, el término fivigilancia epidemiológicafl podría ser erróneamente entendido como sinónimo de fiepidemiologíafl en la práctica de los servicios de salud. La vigilancia, ¿debe o no incluir el control? El concepto de fivigilanciafl de la Asamblea Mundial de la Salud también atribuía a la vigilancia la responsabilidad por el seguimiento necesario hasta asegurar que se haya tomado acción efectiva sobre el problema bajo vigilancia. Esta práctica fue adoptada por muchos de los llamados programas verticales, cada uno de los cuales estableció su propio sistema de vigilancia que incluía la ejecución de activas medidas de control; así, vigilancia fue sinónimo de contención del problema en la población, incluyendo cercos epidemiológicos, vacunación masiva, rociamiento de insecticidas y quimioterapia a gran escala, entre otras medidas de contención. Nuevamente, Langmuir advirtió que, aunque el eslabón final de la cadena de vigilancia es la aplicación de medidas de prevención y control, la decisión y ejecución efectivas de las operaciones de control deben recaer en la autoridad sanitaria propiamente constituida y no en el epidemiólogo. La vigilancia, ¿es o no una actividad de monitoreo? En muchos servicios de salud los términos fivigilanciafl y fimonitoreofl se han usado en forma indistinta aunque, como señaló Eylenbosh y Noah, son en realidad diferentes. Por definición, la vigilancia tiene que ver con la población, mientras que el monitoreo se aplica a grupos específicos o individuos. El término fimonitoreofl debe ser confinado a la evaluación continua de una relación entre intervención y cambio: el monitoreo evalúa una acción e implica un ajuste constante del desempeño con relación a los resultados. Así, el monitoreo es una importante herramienta para la gerencia en salud. Ambos pro – cesos sólo tienen en común el hecho de ser rutinas continuas de medición y recolección de datos y de emplear métodos que tienden a ser rápidos y prácticos.

369 KB – 54 Pages